Archivo de la categoría: Actualidades

Poeta invitado: Eeva Kilpi, (Finlandia 1928 )

330px-Eeva_Kilpi_(Helsinki_Book_Fair_2008)

Eeva Kilpi (1928) Nació en Hiitola (Carelia), Finlandia. Licenciada en Letras, trabajó como profesora de inglés. Fue presidenta del PEN finlandés. Ha escrito numerosos cuentos y novelas.

  • Durante una carrera que abarca cuarenta años, Eeva Kilpi se ha centrado en las emociones , los sentimientos femeninos y las historias cotidianas de las familias de su país.
  • Centró su atención cada vez más en los problemas experimentados por las mujeres que luchan por adquirir una independencia en un mundo dominado por los hombres y el dinero al que sólo ellos tienen acceso.
  • Una excepción interesante en su carrera es la novela erótica experimental Tamara (1972, 1978), un retrato de la relación entre una mujer sexualmente activa y un hombre con discapacidad.

Dime si molesto

Dime si molesto,

dijo él al entrar,

porque me marcho inmediatamente.

No sólo molestas,

contesté,

pones patas arriba toda mi existencia.

Bienvenido.

¿Te dejarías follar por quince euros?

me dijo

en la parada del autobús a las 0.42

rodeados de calles vacías y congeladas.

Primero negué con la cabeza, pero luego le dije:

Por dinero no, pero si pasas la aspiradora y friegas los platos…

Entonces él, a su vez, se negó

y se dio la vuelta abatido para seguir su camino.

Bueno, si de verdad

quieres una confesión,

Ahí va:

He tenido treinta y seis amantes

son demasiados

Tienes razón,

contesté,

Hubiese bastado con treinta y cinco.

Pero, cariño, el treinta y seis eres tú.

Bienvenido.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidades, Noticias, Poetas invitados

Poeta invitado: William Butler Yeats (Irlanda 1865-Francia 1939)

 

William_Butler_Yeats_by_George_Charles_Beresford

Nació el 13 de junio de 1865 en Dublín (Irlanda) en el seno de una familia protestante, hijo del pintor John Butler Yeats. Cursó estudios de pintura  en Londres y en Dublín. En 1887, se mudó a Londres, donde conoció el hinduismo, la teosofía y el ocultismo. Escribió poemas líricos y simbólicos  sobre temas paganos irlandeses, como El peregrinaje de Oisin (1889) y La isla del lago de Innisfree (1893), en un tono romántico y melancólico que él creía característico de los celtas. Además escribió El crepúsculo celta (1893) y La rosa secreta (1897), basados en leyendas irlandesas. En una visita a su país conoció a la bella patriota irlandesa Maud Gonne, a la que amó apasionadamente durante el resto de su vida. En 1896 regresó a su país natal. Allí estableció una profunda amistad con la autora teatral nacionalista lady Gregory, a la que visitaba a menudo en sus propiedades de Coole Parke, y junto con la cual realizó un viaje a Italia. Juntos fundaron el Teatro Abbey. Entre las obras que escribió para la compañía del Abbey, destacan Cathleen ni Houlihan (1902), una obra teatral de carácter nacionalista con Maud Gonne como protagonista, y Deirdre (1907), una tragedia en verso. En esos años también publicó libros de poesía, como El viento entre los juncos (1899), Las aguas sombrías (1900) y El yelmo verde (1910). En ellas se pone de manifiesto el progresivo abandono del misticismo, que va siendo sustituido por un estilo más claro y comprometido. En 1917 contrajo matrimonio con Georgie Hyde-Lees. Fue senador de la primera legislatura del parlamento del recién constituido estado de Irlanda, entre 1922 y 1928. Sus últimas obras se consideran las mejores de su producción. Una visión (1925) es un elaborado trabajo en prosa en el que el autor irlandés intenta explicar la mitología, el simbolismo y la filosofía que había utilizado a lo largo de sus obras. Otras obras poéticas en esta línea son Los cisnes salvajes de Coole (1917), La torre (1928) y La escalera de caracol (1933). Escribió además varias obras teatrales sobre el héroe celta Cuchulain reunidas en Cuatro obras para baile (1921). Después aparece Autobiografías (1927) y Dramatis personae (1936). Sus dos últimas colecciones son Luna llena en marzo (1935) y Últimos poemas y Dos obras de teatro (1939). Recibió el Premio Nobel en 1923. William Butler Yeats falleció el 18 de enero de 1939 en Roquebrune (Francia) y fue enterrado en el condado de Sligo, Irlanda.

 

Poemas:

Entrega a su amada unos versos

Sujeta tu pelo con horquilla de oro,

y recoge esas trenzas vagabundas.

Pedí a mi corazón que hiciera estos pobres versos:

en ellos trabajó día tras día

una triste hermosura edificando

con restos de batallas de otros tiempos.

Con sólo levantar la perla de tu mano,

ceñir tu largo pelo y suspirar,

corazones de hombres laten y arden;

y la espuma cual cirio sobre la arena opaca

y estrellas remontando el cielo con rocío,

solo viven para iluminar tus pies que pasan.

 

¿Cuándo contemplé por vez postrera

los redondos ojos verdes y los largos cuerpos ondulantes

de los oscuros leopardos de la luna?

Todas las locas brujas, esas las más nobles damas,

con todas las escobas y sus lágrimas,

sus airadas lágrimas se han ido.

Los sagrados centauros de las colinas se esfumaron,

nada tengo más que el amargo sol;

proscrita y esfumada la heroica madre luna,

y ahora que he cumplido los cincuenta

debo soportar el tímido sol.

Deja un comentario

Archivado bajo Actividades del Taller, Actualidades, Noticias, Poetas invitados, Uncategorized

poeta invitado: Oscar Hahn (Chile 1938-)

 

untitledÓscar Hahn (Chile, 1938). Poeta, ensayista, crítico literario. Es Doctor en Filosofía por la Universidad de Maryland. Entre 1971 y 1972 fue miembro del Taller de Escritores de la Universidad de Iowa. Después fue docente de esa misma universidad por más de tres décadas. Actualmente es Profesor Emérito. Entre sus libros figuran: Esta rosa negra, Arte de morir, Mal de amor, Versos robados, Apariciones profanas, En un abrir y cerrar de ojos, Pena de vida y La primera oscuridad. De los múltiples reconocimientos a su obra destacan: Premio Casa de América de España (2006), Premio José Lezama Lima (2008), Premio Iberoamericano de Poesía Pablo Neruda (2011), el Premio Nacional de Literatura (2012) y el premio Loewe de poesía por su obra Los espejos comunicantes (2014). Es considerado una de las voces más importantes de la poesía Hispanoamericana.

 

 Poemas:

DESNUDO BAJANDO UNA ESCALERA

Este es el traje

con el que el alma cubre

sus vergüenzas

el traje

que un día se convierte

en polvo

en sombra

en nada

y deja el alma a la intemperie

sin manos con que taparse

las partes pudendas

Entonces en algún closet por ahí

en algún colgador cuelga el alma

en la

más  triste

desnudez

EN LA TUMBA DEL POETA  DESCONOCIDO

Aquí yace Ene Ene

el poeta desconocido

No corrió la suerte de Lorca

ni de Neruda ni de Eliot

ni de Rimbaud ni de Rilke

ni de ninguno de los que duermen

en túmulos famosos

Escribió lo que pudo y como pudo

y su felicidad no fue la fama

sino la epifanía de componer unos versos

y releerlos y guardarlos

como un pequeño tesoro

Yo te admiro poeta invisible

por tu coraje para enfrentar el anonimato

sin claudicar jamás

de tu vocación creadora

Nadie conoce tus poemas y casi nadie ha leído tu epitafio

escrito por ti mismo

para este nicho visitado

tan sólo por los que te quieren

Y en esta vida amigo mío

eso es lo único que cuenta

 

Mal de amor No seas vanidosa amor mío

porque para serte franco

tu belleza no es del otro mundo

Pero tampoco de este

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo Actividades del Taller, Actualidades, Noticias, Poetas invitados, Uncategorized

Poeta invitada: Silvina Ocampo (Buenos Aires, Argentina 1906-1993)

thDos figuras destacables de la literatura argentina del siglo XX fueron las hermanas Ocampo, Silvina y Victoria. Silvina Ocampo nació en Buenos Aires en 1906 y se destacó como una importante cuentista de su generación que supo marcar las pautas para una nueva narrativa, transformando el género popular de la literatura fantástica y elevándolo a la categoría de primer orden.
Entre sus obras más importantes (de narrativa y lírica) podemos mencionar “Viaje olvidado“, “Enumeración de la patria“, “Espacios métricos” y “Amarillo celeste“. Seguramente uno de los estilos que cultivó con mayor maestría fue el relato de ficción; consiguiendo que el género de la literatura fantástica y policíaca ascendiera de nivel y fuera reconocido tan válido como los demás, capaz de brindar imprescindibles aportes a las letras.
Valiéndose de sus relatos, Silvina plasmó una dura crítica a la composición social de su época, se reveló contra las convenciones sociales y buscó a través de la crueldad la ruptura con todo lenguaje tradicional, adquiriendo nuevos caminos expresivos que la convirtieron en un personaje imprescindible para la narrativa argentina posterior.
A continuación te ofrecemos algunos de sus poemas a través de los cuales podrás acercarte a la lírica de esta distinguida autora.

Ruego

Quiero otras sombras de oro, otras palmeras
con otros vuelos de aves extranjeras,
quiero calles distintas, en la nieve,
un barro diferente cuando llueve,
quiero el férvido olor de otras maderas,
quiero el fuego con llamas forasteras,
otras canciones, otras asperezas,
que no haya conocid

Canto

¡Ah, nada, nada es mío!
Ni el tono de mi voz, ni mis ausentes manos,
ni mis brazos lejanos.
Todo lo he recibido. Ah, nada, nada es mío.
Soy como los reflejos de un lago tenebroso
o el eco de las voces en el fondo de un pozo
azul cuando ha llovido.
Todo lo he recibido:
como el agua o el cristal
que se transforma en cualquier cosa,
en humo, en espiral,
en edificio, en pez, en piedra, en rosa.
Son distinta de mí, tan diferente,
como algunas personas cuando están entre gente.
Soy todos los lugares que en mi vida he amado.
Soy la mujer que más he detestado
y ese perfume que me hirió una noche
con los decretos de un destino incierto.
Soy las sombras que entraban en un coche,
la luminosidad de un puerto,
los secretos abrazos, ocultos en los ojos.
Soy de los celos, el cuchillo,
y los dolores con heridas, rojos.
De las miradas ávidas y largas soy el brillo.
Soy la voz que escuché detrás de las persianas,
la luz, el aire sobre las lambercianas.
Soy todas las palabras que adoré
en los labios y libros que admiré.
Soy el lebrel que huyó en la lejanía,
la rama solitaria entre las ramas.
Soy la felicidad de un día,
el rumor de las llamas.
Soy la pobreza de los pies desnudos,
con niños que se alejan, mudos.
Soy lo que no me han dicho y he sabido.
¡Ah, quise yo que todo fuera mío!
Soy todo lo que ya he perdido.
Mas todo es inasible como el viento y el río,
como las flores de oro en los veranos
que mueren en las manos.
Soy todo, pero nada es mío,
ni el dolor, ni la dicha, ni el espanto,
ni las palabras de mi canto.

Enlaces:

http://www.biografiasyvidas.com/biografia/o/ocampo_silvina.htm

http://es.wikipedia.org/wiki/Silvina_Ocampo

http://silvinaocampoletraseimagenes.blogspot.com.es/

http://epdlp.com/escritor.php?id=2095

Deja un comentario

Archivado bajo Actividades del Taller, Actualidades, Noticias, Poetas invitados, Uncategorized

Poeta invitada: Nika Turbina (Ucrania 1974-2002)

Esta joven poeta, de tránsito fugaz por la literatura y la vida ucraniana, cobra fama por unos textos sumamente sentidos y imagesprofundos que escribiera en sus primeros años (desde los 6, apenas). Su primer libro fue publicado en 1984, cuando tan solo contaba 10 años. Al preguntárselo, afirmó: “la poesía no tiene edad… yo escribo para todos”. ¡Y de qué poesía hablaba! Su precocidad asombró, como era de esperar, a la intelectualidad de su país y pronto su fama (grabaciones fonográficas, ediciones múltiples) se consolidó en un lenguaje hondo y pleno de fuertes emociones. Fue políglota (a los ocho meses dominaba un vocabulario de veinte palabras en inglés) y pianista. A la pregunta respectiva, respondió: “¿Por qué sufro?… Porque yo vivo. El mundo no está lleno de color. En algún lugar la gente se está matando, en algún lugar los niños se están muriendo, y con mis poemas, yo quiero ayudar a eliminar los bloques que actualmente se reparten el mundo.” Un día, estando en casa de unos amigos, mientras estos bajaron a comprar bebida y comida, Nika, sentada al borde de una ventana, con los pies colgando, se dejó caer. Murió instantáneamente. Había nacido en Yalta, el 17 de diciembre de 1974. El día de su muerte fue el 22 de mayo de 2002.

Poemas:

Tú y yo
hablamos lenguas distintas.
Las mismas letras,
Pero palabras extrañas.
Vivimos en distintas islas,
Aunque en la misma casa.

МАМЕ // A MAMÁ (1981 – escrito a los siete años)

Como una muñeca rota soy.
Olvidaron poner
en mi pecho un corazón,
Abandonándome inservible
en un oscuro rincón.
Como una muñeca rota soy.
Al despuntar la mañana oigo
El suave susurro del sueño:
“Duerme, cariño, mucho, mucho,
Y al despertar, la gente de nuevo querrá
Cogerte en brazos,
Arrullar, jugar un rato –
Y tu corazón latirá”
Sólo el esperar miedo me da.

КТО Я? // ¿QUIÉNSOY? (1982 – escrito a los seis años)

¿Quién soy?
¿Con los ojos de quién
miro este mundo?
¿Con los de mis amigos? ¿familiares?
¿de los árboles? ¿ las aves?
¿Con los labios de quién
capto el rocío de la hoja
caída a la carretera?
¿Con los brazos de quién
abrazo este mundo,
que es tan indefenso y frágil?
Pierdo mi voz entre las voces
de los campos, las lluvias, los bosques,
de las tormentas de nieve y de las noches.
Pues ¿quién soy?
¿En qué he de buscarme?
¿Cómo respondo a todas las voces
de la naturaleza?

Enlaces:

http://youtu.be/o5Z8xrc9JBQ

http://poetassigloveintiuno.blogspot.com.es/2013/05/nika-turbina-9727.HTML

http://ocurreadiario.blogspot.com.es/2012/06/nika-turbina.HTML

http://en.wikipedia.org/wiki/Nika_Turbina

 

1 comentario

Archivado bajo Actividades del Taller, Actualidades, Poetas invitados, Uncategorized

Poeta invitado: Joan Margarit (Lleida – España1938- )

Joan MargaritJoan Margarit nació en Sanaüja, comarca de la Segarra, Lleida, en 1938. Es arquitecto y fue catedrático de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de la Universidad Politécnica de Barcelona. Insigne poeta en castellano y en catalán, ha sido galardonado con diferentes premios, entre los que destacan el Premio Nacional de Poesía 2008, el Premi Nacional de Literatura 2008 de la Generalitat de Catalunya y el premio Rosalía de Castro a la obra completa en 2009.

Poemas:

Misteriosamente feliz.
La escucho y cae la lluvia,
y pienso en aquel perro solitario
que iba detrás del ataúd de Mozart.
Le sigo en los compases de este piano
y en los caminos que dibuja el agua
al irse deslizando en los cristales.
Voy, misteriosamente feliz, siguiendo a un perro
hecho a la vez de música y de lluvia.

La muchacha del semÁforo

Tienes la misma edad que yo tenía
cuando empezaba a soñar en encontrarte.
No sabía aún, igual que tú
no lo has aprendido aún, que algún día
el amor es esta arma cargada
de soledad y de melancolía
que ahora te está apuntando desde mis ojos.
Tú eres la muchacha que yo estuve buscando

durante tanto tiempo cuando aún no existías.
Y yo soy aquel hombre hacia el cual
querrás un día dirigir tus pasos.
Pero estaré entonces tan lejos de ti
como ahora tú de mí en este semáforo.

Una fotografÍa colgada en la pared

El Paseo de Gracia en la nevada
de aquel invierno en que nos conocimos.
En primer plano, dándome la espalda,
se alejan transeúntes:
quizá soy yo este hombre del paraguas,
y tal vez la mujer con el gorrito
de lana seas tú. Al fondo,
todo se va borrando tras los copos,
que ponen este velo de neblina.
Debajo de los árboles parece
la nave de una blanca catedral.
Ahora estoy en la fotografía:
no se oye nada, hay coches aparcados
y sepultados hasta media rueda.
Cruzamos solos el Paseo helado,
entre los plátanos y los herrajes
negros, medio cubiertos por la nieve,
de una de las farolas de Gaudí.
Estamos dentro de aquel mismo invierno
en donde no sabíamos que el hacha
del frío ya esperaba para cuando
el porvenir no fuese nada más
que el amor de dos viejos a un fantasma.

Enlaces:

http://es.wikipedia.org/wiki/Joan_Margarit_i_Consarnau

http://www.escritores.org/biografias/319

http://www.joan-margaritoanmargarit.com/

http://www.elcoloquiodelosperros.net/margarit/entrevistam.htm

http://www.rtve.es/alacarta/videos/pienso-luego-existo/pienso-luego-existo-joan-margarit/1864450/

Deja un comentario

Archivado bajo Actividades del Taller, Actualidades, Poetas invitados, Uncategorized

Poeta invitado: Heberto Padilla (Cuba 1932- Alabama – Usa 2000)

padilla   Heberto Padilla nació en Puerta del Golpe, Pinar del Río, Cuba (1932), y murió en Alabama, Estados Unidos (2000).
Cursó en su provincia natal la primera y segunda enseñanza; periodismo en La Habana; humanidades y lenguas en diversas universidades extranjeras.
Dominaba el francés, el inglés, el alemán, el ruso, el italiano y el griego.
Trabajó como profe­sor de inglés y comentarista radial en Miami (1956-1959).
Pasó en 1959 a Nueva York para trabajar como profesor y traductor de las
Escuelas Berlitz. A requerimientos de sus amigos y compañeros intelectuales, regresó a Cuba ese mismo año.

Actuó como corresponsal de Prensa Latina en Londres y del periódico Pravda de Moscú, colaborando además en
el órgano oficial de la UNEAC y la revista Unión. También ocupó el cargo de director de CUBARTIMPEX, organismo encargado de seleccionar libros extranjeros, y trabajó para el Departamento de Extensión de la Universidad de La Habana.
Su libro Fuera del Juego obtuvo el premio «Julián del Casal», concurso de UNEAC de 1968. Es autor, también, de Las rosas audaces (1949), El justo tiempo humano (1962), Provocaciones(1973), El hombre junto al mar (1981), Un puente, una casa de
piedra (1998). También escribió dos novelas, El buscavidas (1963) y En mi jardín pastan los héroes, (1986) y un ensayo autobiográfico, La mala memoria (1989).

Poemas:

A Yannis Ritzos, en una cárcel de Grecia.

¡Al poeta  despídanlo!
Ése no tiene aquí nada que hacer.
No entra en el juego.
No  se entusiasma.
No pone en claro su mensaje.
No repara siquiera los  milagros.
Se pasa el día entero cavilando.
Encuentra siempre algo que  objetar.

A ese tipo, ¡despídanlo!
Echen a un lado al aguafiestas,
a  ese malhumorado
del verano,
con gafas negras
bajo el sol que nace.
Siempre le sedujeron las andanzas
y las bellas catástrofes
del tiempo sin  Historia.

Es
incluso
anticuado.
Sólo le gusta el viejo Armstrong.
Tararea, a lo sumo,
una  canción de Pete Seeger.
Canta,
entre dientes,
La Guantanamera.
Pero no hay
quien  lo haga abrir la boca,
pero no hay
quien lo haga sonreír
cada vez que  comienza el espectáculo
y brincan
los payasos en la escena;
cuando las  cacatúas
confunden el amor con el terror
y está crujiendo el escenario
y truenan los metales
y los cueros
y todo el mundo salta,
se  inclina,
retrocede,
sonríe,
abre la boca
‘pues sí,
claro que sí,
por supuesto que sí…’
y bailan todos bien,
bailan bonito,
como les piden que sea el baile.
A ese tipo, ¡despídanlo!
Ése no  tiene aquí nada que hacer.

Autorretrato del otro

¿Son estremecimientos, náuseas,
efusiones,
más bien esas ganas
que a  veces tiene el hombre de gritar?
No lo sé. Vuelvo a escena.
Camino hacia  los reflectores
como ayer,
más veloz que una ardilla,
con mi baba de  niño
y una banda tricolor en el pecho,
protestón e irascible
entre los  colegiales.

Es que por fin
lograron encerrarme
en el jardín  barroco que tanto odié
y este brillo de ópalo
en los ojos
me hace  irreconocible.
El gladiador enano (de bronce)
que he puesto encima de la  mesa
-un héroe cejijunto y habilísimo
con su arma corta y blanca-
y su  perra enconada
son ahora mis únicos compinches.
Pero cuando aparezca
mi  tropa de juglares
limaremos las rejas
y saldré.
¡Puertas son las que  sobran!

Bajo la luna plástica
¿me he vuelto un papagayo
un  payaso de náilon
que enreda y trueca las consignas?
¿O no es cierto?
¿Es una pesadilla
que yo mismo pudiera destruir?
¿Abrir
de repente los  ojos
y rodar por el sueño como un tonel
y el mundo ya mezclado con mis  fermentaciones?
¿O serán estas ganas
que a veces tiene el hombre de  gritar?

Las Derechas me alaban
(ya me difamarán)
Las Izquierdas  me han hecho célebre
(¿no han empezado a alimentar sus dudas?)
Pero de  todas formas
advierto que vivo entre las calles.
Voy sin gafas  ahumadas.
Y no llevo bombas de tiempo en los bolsillos
ni una oreja peluda -de oso.
Ábranme paso ya
sin saludarme, por favor.
Sin hablarme.
Échense a un lado si me ven.

Instrucciones para ingresar en una nueva sociedad

Lo primero: optimista.
Lo segundo: atildado, comedido, obediente. (Haber pasado todas las pruebas deportivas). Y finalmente andar como lo hace cada miembro:
un paso al frente, y
dos o tres atrás:
pero siempre aplaudiendo.

Enlaces:

http://www.habanaelegante.com/Spring2001/Azotea.html

http://www.poemasde.net/poemas-de-heberto-padilla/

http://www.poemas-del-alma.com/heberto-padilla.htm

http://es.wikipedia.org/wiki/Heberto_Padilla

http://www.literatura.us/padilla/index.html

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo Actividades del Taller, Actualidades, Noticias, Poetas invitados, Uncategorized